El golpe de calor (I): Prevenirlo es fácil

El golpe de calor (I): Prevenirlo es fácil

Llega el verano, y con él, las altas temperaturas y el aumento de posibilidades de que nuestro perro pueda sufrir un golpe de calor. Desde Perros de Málaga vamos a darte una serie de consejos para prevenir, detectar los síntomas y actuar ante un golpe de calor.

El golpe de calor (I): Prevenirlo es fácil

Prevenirlo es muy fácil; no hay más que usar el sentido común y estar pendientes de nuestros animales, sobre todo cuando salimos con ellos a la calle en horas en las que el calor es más intenso.

Bebedero para perrosEs importante que siempre recordemos llevar con nosotros un bebedero portátil. Son muy baratos y caben en cualquier bolso o mochila sin problema. Si lo llevas, tu perro podrá beber agua de forma continuada y así evitarás la deshidratación. Renueva el agua cada poco tiempo, así evitarás que se caliente. En caso de no tener un bebedero, puedes recurrir a llenar de agua una bolsa de plástico y acercársela al animal para que pueda beber. Suele ser un truco muy socorrido cuando el bebedero se nos ha olvidado en casa.

Por supuesto, no dejes al perro encerrado en el coche. Es muy fácil que el animal sufra un golpe de calor si lo dejas ahí; ¿te imaginas que hicieran lo mismo contigo? Sería una situación desagradable y angustiosa. Pues a ellos tampoco les gusta. Además, dejar al perro en el coche está considerado como maltrato animal. Tu perro puede morir en pocos minutos si lo dejas en el coche.

Evita sacarlos a la hora de más calor.

Juega y corre con ellos por la mañana temprano o a la caída de la noche (“con la fresquita”), pero intenta que desde las 12 hasta las 19:30-20 en verano salgan solo a hacer sus necesidades, y no a hacer ejercicio.

Intenta que coman por la noche durante el verano. Así previenes un posible colapso.

En caso de salir de viaje, es aconsejable llevar abundante agua y hielo. Si vemos que el animal se estresa, podemos colocar en el suelo del transportín, toallas húmedas que puedan refrescarlo.

Desde Perros de Málaga desaconsejamos absolutamente dejar a nuestro animal amarrado en farolas, semáforos o bancos durante todo el año, pero con la subida de las temperaturas queremos hacer especial hincapié: tu perro agradecerá estar fresco, tranquilo y a la sombra en casa, mientras que haces los recados. Seguro que a la vuelta te recibe con gran alegría.

Publicado por Rocío Santos